Thursday, December 29, 2011

Historia cross (resumida)

1965:Aproximadamente a los doce años mirando revistas de moda comienzo a fantasear con la posibilidad de vestirme con ropas de mujer. Se las pido a mi madre quien accede y me presta polleras y vestidos. Luego, cuando mi deseo es usar sus corpiños y medias de nylon lo hago a escondidas. Durante un tiempo mi madre me usa como maniquí para probar combinaciones y enaguas que confeccionaba.
Para esa epoca sufro el acoso sexual de un vecino de diecisiete años que me quiere convencer para tener relaciones sexuales. Lo intenta pero no lo logra por su propia ignorancia en el tema.
De allí en mas alterno épocas de noviazgo con mujeres con otras de inclinación por la ropa femenina.

1975:
Me caso, convencida de que lo de travestirme es cosa del pasado.

1977:
Vuelve a mí con toda fuerza el deseo y comienzo a utilizar a escondidas la ropa de mi esposa. Con el tiempo el matrimonio se va convirtiendo en una trampa asfixiante pues además de la ropa femenina comprendo, ya con seguridad que me gustan los hombres.

1988:
Año especial. Primero, comienzo a comprar mi propia ropa femenina la que guardo en un bolso en mi lugar de trabajo y uso cada vez que me quedo sola en la oficina. Segundo, tengo por primer vez relaciones sexuales con un hombre lo que dará paso a lo haga con asiduidad con muchísimos amantes durante los siguientes siete años.
Paralelamente a eso le cuento a mi tía lo de la ropa femenina con la intención de que me saque unas fotos. Ella, al principio se niega pues teme que esas fotos caigan en manos conocidas o que alguien me extorsione. Luego accede pero las fotos no salen bien.

1989:El cambio de trabajo me obliga a llevar el bolso a casa de mis padres donde lo guardo en un ropero y cada vez que voy a visitarlos pretexto que voy a echarme una siesta y aprovecho para ponerme algo de esa ropa.

1995:
Me separo. Me llevo el bolso a mi departamento donde vivo sola pero sucede lo inexplicable, cuando por fin tenía todo el tiempo para estar como quería por primera vez, tiro toda la ropa a la basura, pretendiendo ser “normal”. A la semana siguiente me puse de nuevo compulsivamente a comprar más ropa.

1996:
Conozco a un hombre quien es mi actual pareja. Cuando le menciono que me gusta travestirme no le entusiasma la idea y decido no insistir en el tema aunque continuo con mi costumbre en mi casa.

1997:
Al fallecer mi padre me mudo a su casa donde viven mi madre y mi tía que la está cuidando. Como mi madre ve poco y mi tía ya comienza a aceptarme ando por la casa con alguna prenda femenina.

1998:
Teniendo que irse mi tía a su casa y atender sus cosas, no tengo más remedio que internar a mi madre en un geriátrico, por lo que quedo sola en casa y comienzo con la costumbre de estar todo el tiempo travestida. Me hago fotos frente al espejo y compro gran cantidad de ropa, zapatos y pelucas. Cuando armo el álbum de fotos decido llamarme Alexia Montes.

2004:Descubro que mi pasión por la ropa femenina se llama crossdressing, pues lo vi en un programa llamado Real Sex en el Canal Isat. Comienzo a buscar en Internet algún sitio como los que decía el documental para vestirse y sacarse fotos y tal vez ir a reuniones.

2005:
Después de muchas dudas me decido a hablar con quien me revela las fotos que me saco y le pido que me saque unas. Son las primeras fotos donde me veo bien pero todavía no acostumbraba depilarme y ni siquiera estaba maquillada. En Marzo descubro, a través de la página de Susan Soul, Crossdressing Buenos Aires. Inmediatamente concreto una cita con Claudia en su local de Paternal y me hago una sesión de fotos. Cuando le muestro las fotos a mi tía se entusiasma de una manera inesperada y se convierte en mi mejor amiga.
En Agosto de ese mismo año voy a una reunión de Crossdressing Buenos Aires, En una casa de Villa del Parque.
Subo fotos a varios sitios de Internet.
Noviembre. Primera sesión de fotos con la cámara digital de mi pareja. Todavía sin depilarme.

2006:Abro el blog alexiamontessincuento.blogspot.com
Sesión de fotos por primera vez depilada.

2008:Subo fotos a hi5
Abril. Sesión de fotos con vestido de fiesta.
Mayo. Publicación en la revista Soy sobre tirar la ropa y luego comprar de nuevo.

2009:Subo fotos a flickrAbro Messenger
Creo varios videos bailando y desfilando ropa
Abro facebook
Julio. Compro botas en Crossdressing Buenos Aires y me saco fotos
Compro las botas bucaneras y me hago otra sesión de fotos. A partir de allí ya no deje crecerme mas el vello depilándome constantemente.

2010:
Enero, salida con Sandra Bragas pero yo no iba montada
Sesión de fotos toda vestida de cuero
En febrero nota en la revista Soy llamada Pesadilla sobre una cross en un geriátrico. Nota que tuvo gran repercusión.
Abril, sesión de fotos con pollera tubo plateada.
Junio, otra publicación en revista Soy sobre el matrimonio igualitario.
Julio. Salgo del closet con mi amigo Ricardo. Le cuento todo
Julio. Otra sesión de fotos con accesorios varios como medias, cartera, cinturones, etc.
Octubre, subo varios cuadros míos a sitios de Internet con temática cross
Noviembre. Sesión de fotos con la mini de jean blanca.

2011:
Enero. Primera visita de mi amigo Ricardo donde lo recibo montada
Sesión de fotos con vestido dorado
Salgo varias veces a sacar la bolsa de basura a la vereda de mi casa totalmente montada y me saco fotos con mi vieja cámara de rollo.
Febrero, salgo a pasear por la avenida Maipú de Vicente López montada con mini blanca y botas. Una experiencia hermosa.
Sesión de fotos con vestido chino
A pesar de que no está muy contento con lo que hago, mi pareja me regala una blusa y algo de bijouterie
Abril, recorto mi vieja peluca negra y me hago otra sesión de fotos
Junio. Segunda visita de mi amigo Ricardo y nuevamente lo recibo montada
Sesión de fotos con la ropa que tenía cuando vino mi amigo
Julio. Sesión de fotos con botas y pulóver cuello de tortuga grande como Nancy Sinatra en la foto de la tapa de un disco.
Agosto. Me compro por fin una peluca de buena calidad,
Sesión de fotos con peluca nueva
Octubre. Tercera visita de mi amigo Ricardo.
Una semana después me encuentro con Romina Luna en Casa Brandon, otra experiencia alucinante.
Noviembre. Facebook me cierra la cuenta pero abro una en Netlog.

2012
Febrero: Concurro a Crossdressing Buenos Aires para comprar un par de zapatos para andar cómoda por la calle.
Voy a Casa Brandon por segunda vez para ver el espectáculo "Monólogos de las tetas con pene" y conozco a Elizabeth Hers.
Abril: vIno, por cuarta vez mi amigo Ricardo al que recibo como Alexia. Fue una velada agradable y en medio de la reunion me confeso haber tenido experiencias homosexuales, lo que avivó mis fantasias con él
Marzo: Me hice otra sesion de fotos con ropa que habia comprado.
Agosto. Sesion de fotos, esta vez con un vestido gris nuevo y otras totalmente desnuda.
Setiembre: Fui por primera vez, aprovechando que mi pareja estaba de viaje, a una reunion de La Banda del Golden Cross, el dia de a primavera, en Logia G. Conoci a todas las chicas que siempre admiré y vi el espectaculo de play back que hicieron Brisas, Mirna Ladyrouge y Martha Saffo. Al regreso le conte a mi pareja lo que habia hecho y para mi sorpresa acepto que siguiera yendo.
Octubre: Voy nuevamente a la reunion de La Banda del Golden Cross en Logia G. Otra experiencia alucinante, conoci otras chicas y hasta me anime a dar unos pasos de baile. El espectaculo de Brisas y las otras chicas estuvo genial. Al regreso me paso a buscar mi pareja
Abri nuevamente una pagina en Facebook



Saturday, December 17, 2011

Polleras para todos

Yo creo que se debería hacer una campaña masiva para lograr que las crossdressers y cualquier hombre que lo desee puedan usar polleras en todo sitio como una manera natural de vestirse.
O, al menos, animarse a usarlas.
No es novedad que las mujeres se apropiaron del pantalón pero es cierto que nunca se nos ocurrió pensar el porcentaje de ellas que los utiliza. Eso me vino de golpe a la mente cuando el otro día estaba en la estación de Villa Adelina, tipo 8, 30 de la mañana, esperando el tren y como no tenia otra cosa en que pensar noté que a mi alrededor todas las mujeres usaban pantalones. Me puse a buscar con la vista si había alguna con pollera y descubrí que de aproximadamente unas ochenta mujeres que estaban en el andén solo dos tenían polleras.
Hoy, sábado, por la mañana, viniendo desde la casa de mi pareja en colectivo se me ocurrió verificar esa proporción nuevamente y me puse a contarla a todo lo largo del trayecto de viaje. Resultado: 180 con pantalones, 20 con polleras. De estas últimas solo una señora de mediana edad usaba una hermosa pollera tipo étnica, larga hasta los tobillos, negra con bordados, muy elegante. El resto eran todas señoras muy mayores con esas polleras que más bien parecen bolsas de papas.
Y si además nos ponemos a ver que de las que usan pantalones muchas lo hacen por debajo de la cintura mostrando el ombligo y una panza de camionero después del asado, otras se ponen esos antiestéticos “pescadores” y otras las que creo que se llaman “babuchas” o algo así, vuelvo a caer en la conclusión de que han perdido por completo el sentido de la elegancia.
Y ni hablar de que parece que se han olvidado de los tacos, siendo notable la prestancia que tienen las pocas que los usan.
Es evidente que somos nosotras, las crossdressers, las que mantenemos viva la idea de la elegancia y la femineidad para vestir, lastima que no podamos hacerla mas visible.

ACLARACION: Dado que mis actividades habituales se realizan en el Gran Buenos Aires, es muy rara la vez que voy al microcentro. El pasado día martes 27 de Diciembre tuve ocasion de ir para hacer unos tramites y pude ver que la situacion allí es bien distinta. Se ve a las mujeres mucho mas elegantes y usando polleras y vestidos. Verdaderamente me fascinaron y pense que debía hacer esta aclaracion. y justo me encuentro con el comentario de Minna que coincidía totalmente con lo que yo había experimentado. Así que mis felicitaciones a todas las mujeres que todavía saben ser elegantes.

Friday, November 11, 2011

Facebook

Anoche cuando intente ingresar a mi sitio de Facebook me encontré con la novedad de que una vez colocados mi direccion y mi contraseña me pidieron un numero de telefono para enviarme un mensaje donde incluirian una clave para poder entrar. Acuciada por la necesidad segui los pasos indicados y cuando puse el numero no recibi ninguna respuesta. Ingrese en un cuadro donde decia las razones por las que se me pedia esa verificacion y en el texto aducian que era para evitar spam, que una persona tuviera mas de una cuenta o que no fuera una persona real. Insistí varias veces con el numero de telefono sin obtener mas respuesta de que habia hecho demasiados pedidos de la dichosa clave por lo que finalmente tuve que asumir que me niegan el ingreso de manera solapada suponiendo ellos que soy una persona "que no existe".
De manera que finalmente decidi no insistir mas y asumir que Facebook ya no existe para mi, no pienso rebajarme a abrir otra cuenta para sortear el inconveniente al fin y al cabo, cuando suceden estas cosas es cuando una se da cuenta que somos presos de un sistema y nos convertimos en esclavos voluntarios. Asi que "agradezco" a Facebook por haberme liberado. Aprendi que no los necesito.

Friday, October 21, 2011

Casa Brandon, 20 de Octubre de 2011

El jueves 20 de Octubre concurri por primera vez a Casa Brandon, un sitio en cierta manera iconico para mi pues lo conocia a traves de la Revista Soy por su actividad cultural queer. Ese es el sitio donde se reunen los terceros viernes de cada mes las cross del grupo "La banda del Golden Cross" entre las cuales estan algunas a las que considero referentes de esta forma de vida. Lamentablemente no podia ir el dia de la reunion, pero merced a un providencial mensaje de mi nueva amiga Romina Luna, supe que se podia ir en cualquier momento y montarse alli, pues es un sitio abierto a toda clase de tendencias y diversidades todos los días.

De manera que nos encontramos en la puerta a las 20 hs. Y tras una breve charla en la vereda entramos. El sitio me fascinó. Está en una casa vieja reciclada a la que se accede por un amplio portal de hojas de madera y se entra a un salon en donde ese dia estaban expuestas fotografias, luego subiendo unos pocos escalones se llega al primer entrepiso donde esta la barra y por otra escalera a un segundo entrepiso y segun me dijeron tambien se llega a un tercer entrepiso pero hasta ahi no subí.

Apenas entramos Romina preguntó si podiamos cambiarnos al chico que estaba en la barra y por supuesto no hubo problema. Los baños estan abiertos para ambos sexos (o todos los sexos que haya). La comodidad era relativa pero al menos habia un buen espejo para poder verse cuando una se maquilla. Me puse una pollera gris brillante, tubo, larga hasta arriba de las rodilla y ajustada, botas negras, camisa de seda gris oscuro que habia sido de mi madre, bijouterie que me regalo mi pareja y la ultima peluca negra que me compré. Me di un toque leve de maquillaje y salimos al salón. Nos acomodamos en la barra, pedimos una cerveza y comenzamos a charlar sin parar, bueno, bah...como verdaderas mujeres. Nos sacamos una foto con el celular de Romina y luego ella me sacó una a mi con mi vieja camarita de rollo,¡que antiguedad! Las horas pasaron volando como siempre cuando una esta disfrutando a pleno.

Para mi era perfectamente normal estar asi montada en medio de un monton de personas diversas. No fue como aquella vez hace algunos años cuando fui a una reunion en lo de Claudia y todas estabamos en lo mismo. Aqui era diferente, habia de todo, muchachos y parejitas de chicas jovenes. El momento en que me senti mas identificada conmigo misma fue cuando el chico de la barra me pregunto:¿Que van a tomar, chicas? Ese "chicas" fue musica en mis oidos.

En el entrepiso un muchacho estaba cantando y tocando la guitarra. La verdad es que, nosotras, enfrascadas en nuestra conversacion no le prestamos mucha atencion.

A eso de las 23 hs decidimos volver al mundo. ¡Como cuesta volver a la ropa de hombre! Pero igualmente estaba feliz. Feliz de poder haber conocido Casa Brandon, feliz de poder ser Alexia mas alla de las cuatro paredes de mi casa y feliz por que Romi, resultó ser una persona en extremo agradable. Una verdadera reina.

Ahora estoy segura que buscare la manera de poder repetir esta experiencia, como diriamos, ya estoy "cebada"


Alexia Montes

Tuesday, October 18, 2011

La tercera visita

El 15 de Octubre de 2011 recibi a almorzar al amigo que sabe de mi mas intimo desvelo. Nuevamente, como las anteriores fue una hermosa velada. Aprovechando la cercania de su cumpleaños le regale un cinturon. Para la ocasion estrene oficialmente mi nueva peluca negra. Me vesti con la mini negra que habia comprado el mismo dia que la peluca, la blusa, dejando un hombro descubierto, que me regalo mi pareja junto con la bijouterie que tambien me puse y las botas negras.
Me hice un maquillaje mas completo al punto que esta vez, sí, le deje marcados mis labios en la mejilla cuando le di un beso. Por suerte estoy atenta a eso y le dije que se lo limpiara, no fuera a ser que lo viera su nueva relacion y pensara lo que no es.

Un beso de felicidad.

Alexia Montes

Wednesday, August 24, 2011

Comentarios

Quiero dejar aqui un gran agradecimiento para todxs los que han realizado comentarios sobre mi blog. Es un gran placer saber que lo que una opina no cae en saco roto. Y tambien es una caricia al ego ¿por que no?
Hemos aprendido a ver que no estamos solas y aunque sea de esta manera virtual estamos unidas.

Un gran abrazo

Desde Buenos Aires

Alexia Montes

Thursday, August 18, 2011

Carta enviada a la Revista Soy

Chicxs de Soy, no se si lo recuerdan pero hace ya bastante tiempo, en realidad el 26 de Febrero de 2010 ustedes publicaron en el correo de lectores una nota mía acerca del caso hipotético (o no tan hipotético) de una crossdresser internada en un geriátrico, despojada de la posibilidad de poder estar como ella deseaba.
Aquella nota generó, como ustedes lo mencionaron en el número siguiente de su revista, un aluvión de cartas interesándose en el tema. La nota traspasó los límites de su publicación y la encontré en varias páginas de Internet del país, de países vecinos y de España, páginas en cuyos foros se suscito la misma reacción de preocupación ante esta eventualidad sobre la que nadie piensa, no solo para las crossdressers sino también obviamente para las travestis.
Como sucede con todo con el tiempo cayó en el olvido, superada por otros temas de la comunidad GLTTB, algunos auspiciosos como el Matrimonio Igualitario y otros lamentables como las muertes generadas por homofobia de la Pepa Gaitán y del prefecto Octavio Romero.
Pero hoy por la mañana escuche muy de pasada que esta por ponerse en tema de agenda la Ley de Identidad de Genero. Ignoro los alcances totales del proyecto pero mi propuesta es que se incluya, si no lo está, la creación de sitios en donde las travestis u otras personas trans puedan vivir su vejez dignamente.
Presento a ustedes, que están en contacto con aquellas personas que puedan llevar esta idea a los legisladores, este pequeño aporte. Y espero que muy pronto también podamos festejar por el logro de la Ley de Identidad de Genero así como festejamos el Matrimonio Igualitario.

Alexia Montes

Tuesday, July 26, 2011

El crossdressing como arte

Todas sabemos que el crossdressing es una forma de vida, que mas allá de nuestras posibilidades, materiales, de tiempo o lugar tiene como objetivo principal convertirnos en esas mujeres que soñamos ser.
Mujeres que nacen en nuestro más profundo interior por razones que todas intentamos explicarnos de alguna manera pero que finalmente comprendemos que no se trata de buscar esas respuestas sino de vivir lo mas intensamente posible.
En esa búsqueda de nuestro YO sorteamos toda clase de vicisitudes que en ocasiones nos frustran o nos hacen dudar pero que finalmente se convierten en nuestro apoyo para seguir adelante.
Y cada día que pasa es una enseñanza, no solo para ponernos mas lindas, para encontrar nuestro estilo sino también para aceptarnos y superarnos.
Pero, además, y esto es algo que he comprendido mientras pintaba alguno de mis cuadros, el crossdressing es arte, porque partimos de nuestra personalidad como se comienza una tela que esta en blanco. Una tela que podemos pintar como nosotras lo deseamos para que al dar la ultima pincelada, ese cuadro nos refleje en toda nuestra verdadera dimensión.
El crossdressing es arte por que, como el escultor, modelamos nuestra arcilla y encontramos la forma que nos representa.
El crossdressing es arte por que así como el artista que crea, no imponemos límites a nuestra creación, somos trasgresoras, hacemos lo que queremos por que queremos sin tener que dar explicaciones y fundamentalmente lo hacemos por amor.
Por amor al arte, por amor al crossdressing, por amor a la mujer que brota de nosotras.
El crossdressing es arte por que el arte está más allá de las convenciones sociales, de las reglas y los mandatos. Por que así como muchas veces los artistas han sido los que revolucionaron a las sociedades así nosotras revolucionamos todo a nuestro alrededor.
El crossdressing es arte por que así como el artista dice, esta es mi obra y aunque no les guste aquí esta y llegara un momento en que me aclamen por ella, así nosotras también decimos, aquí estamos, somos lo que somos y un día tendrán que aceptarnos.
Cuando elegimos la ropa, cuando nos maquillamos, cuando nos acomodamos la peluca, cuando nos miramos al espejo para ver si no descuidamos ningún detalle, antes de salir o de recibir a amigos, hacemos arte.
Y cuando andamos por la calle vestidas de varoncitos tambien hacemos arte pues seguramente estamos, como el artista, que esta en todo momento pensando en su nueva pintura o su nueva escultura, nosotras tambien pensando en el momento de llegar a casa y montarnos o en la proxima reunión.
El crossdressing es arte y nosotras somos privilegiadas por ser artistas.


Alexia Montes

Friday, July 22, 2011

A pesar del frio, en mi terraza

Estoy vestida como Nacy Sinatra en la portada del disco "Estas botas fueron hechas para andar"



Friday, June 24, 2011

Sunday, June 12, 2011

Una visita esperada

El sabado 11 de Junio recibi nuevamente a almorzar en mi casa a mi amigo con el que me he confesado mi actividad como crossdresser y mi identidad sexual como homosexual. A diferencia de la primera vez en esta ocasion me prepare con tiempo, para poder producirme. Elegí un pullover gris claro de cuello en V y una mini super ajustada de lanilla color gris oscuro, ambas prendas compradas una semana antes y que estrene en ese momento. Ademas me puse pantys negras y las botas bucaneras. Me coloque maquillaje y me pinte solo los ojos con delineador negro y mascara de pestañas lo que realzó mis ojos marrones oscuros. Para completar me puse la peluca negra azabache.Como boijou me puse la pulsera y el colgante con una mariposa que me trajo mi hombre desde Bariloche y el anillo de camafeo que era de mi madre.

Cocine pollo al horno con papas, y prepare una picada y de postre durazno en almibar. La conversacion fue como siempre muy amena y las horas pasaron volando. Tengo una excelente relacion con este amigo y festejo su aceptacion y la manera en que me hace sentir comoda mientras estamos juntos.

Fue otra excelente experiencia de mi vida como crossdresser.




Alexia Montes

Friday, May 06, 2011

La puerta abierta

Este cuadro de mi autoria representa mi vida despues de mi separacion el 30 de agosto de 1995. En primer lugar esta la imagen del crossdressing, la segunda figura representa mi pasion por la escritura, la tercera mi pasion por la pintura y la cuarta mi relacion de pareja. El pasaje estrecho entre muros es mi matrimonio y las dos farolas en el pasadizo son mis hijos.

Thursday, May 05, 2011

Lola (ficcion)

Comencé a visitar aquel geriátrico de la calle Olavaria debido a que mi amiga Mónica necesitaba algo así como un apoyo espiritual cada vez que iba a ver a su madre. La comprendía pues el sitio no era precisamente lo que podíamos llamar agradable pero era lo único que había podido pagar.
Las paredes cubiertas de manchas de humedad, las ventanas siempre cerradas y las habitaciones oscuras daban un aspecto tenebroso del que solo se salía en el patio cubierto por añosas enredaderas. Allí nos sentábamos, en sillones de hierro con almohadones gastados y Mónica trataba de establecer aunque fuera un mínimo contacto con la anciana cuya mente estaba en otra dimensión, en tanto yo miraba alrededor observando a los demás internados cada cual sumido en su propio mundo.
Nada me hubiera llamado particularmente la atención si no fuera por lo que escuche una de esas tardes. Las empleadas mencionaban con asiduidad a una tal Lola y no hubiera sido ese el motivo de mi extrañeza sino que cuando supe quien era Lola descubrí que era un varón.
La curiosidad se me fue acrecentando y un día no resistí la tentación de tratar de establecer algún dialogo. Así fue que me acerque y lo salude con un, inesperado para él, apretón de manos. Hablamos de las banalidades habituales, el clima, la atención del las empleadas, la comida, sus rutinas. Cuando supuse que habíamos entablado suficiente confianza le pregunte la razón de su apodo.
-No es apodo, es mi nombre- Me dijo.
Y comenzó a desgranar su historia. Una terrible historia plena de sinsabores que culminaba en su amargo presente. Lola era travesti, Muchos años atrás una jovencita llegada del pueblo de donde había sido echada primero de la casa paterna y luego de todo sitio por anormal y pervertida. Perdida en la gran ciudad, sin otro amparo que el que le podían brindar otras travestis veteranas y sin otra posibilidad de trabajo mas que la prostitución.
Años penando, golpeada por clientes, perseguida por la policía, acosada por los homo fóbicos de siempre, enferma por implantes mal hechos, su vida transcurría entre la calle, la mugrosa pensión donde vivía, los hospitales y las comisarías. Sin poder juntar jamás una cantidad respetable de dinero.
Intento conseguir un trabajo respetable pero las puertas siempre se le cerraron y hubiera muerto a los sumo a los treinta o treinta y cinco años si no fuera por que una señora, casi como un ángel bajado del cielo, la tomo como sirvienta. Ese fue el mejor periodo de su vida, pero las cosas buenas terminan alguna vez y eso fue lo que ocurrió cuando la mujer falleció y sus herederos se disputaron sus pertenencias.
Intentó hacer valer sus años de trabajo para conseguir una jubilación pero la fría burocracia le negó todo y desamparada nuevamente terminó pasando sus noches durmiendo en la calle de donde la levantó una asistente social que la derivó a este geriátrico en donde estaba ahora.
Hacia varios años que no tenía la posibilidad de ponerse una ropa de mujer. Lo tenía absolutamente prohibido por las autoridades del hogar que argumentaban que provocaría conflictos internos. Eso era lo que mas la entristecía.
-No puedo ser yo- Me decía
-Me han quitado lo único que me quedaba, mi verdadera identidad- Insistía.
Así llegué a la conclusión que debía hacer algo por ella. Comencé a visitarla por mi cuenta, ademas de cuando acompañaba a mi amiga. En medio de nuestras interminables conversaciones le confesé que era crossdresser. Fue la primera vez que la vi sonreír.
-Aprovéchalo, nunca se sabe que puede ser el mañana- Me aconsejó.
Pero para ella el mañana iba a ser lo mismo que el ayer y el hoy, siempre la misma rutina agobiante. Por ello tomé una decisión. Una mañana me presente a las autoridades del geriátrico solicitando que me dejaran llevarla a pasear. Debo decir que no fue fácil, pues al principio se negaron argumentando que no era pariente pero entraron en razón en cuanto comencé a enumerarles la cantidad de infracciones edilicias y atención a los internos que estaban cometiendo y por las que podía denunciarlos.
Lola no podía creerlo cuando le dije que el siguiente sábado pasaría por ella. Cuando arribé al Geriátrico la encontré vestida con su mejor ropa, de varón por supuesto. Las empleadas le tenían, a pesar de las autoridades, un cariño especial y se habían preocupado por hacerla lucir bien.
No era precisamente una anciana, apenas orillaba los sesenta y cinco años y podía caminar sin ayuda, pero los golpes de la vida le habían dejado un prematuro envejecimiento que la obligaba a andar despacio y arrastrando los pies. Subió al auto y se acomodó. En cuanto lo puse en marcha y nos alejamos unas cuadras del Geriátrico ya sonreía sin parar. Como un niño tras la llegada de los Reyes Magos.
-Vamos a pasear todo el día pero antes debemos hacer una parada necesaria- Le dije
Estuvo intrigada pero no quise develar la sorpresa hasta llegar a mi casa. Estacioné, descendimos y entramos. La llevé hasta mi habitación y allí le develé el misterio.
-Querida amiga, si vamos a pasear hagamos que valga la pena-
Me miro sin saber que pensar.
-Vamos a salir como dos reinas que somos, yo tengo seleccionado lo que me voy a poner, tú puedes elegir, mi ropero es tuyo-
En ese momento Lola fue otra persona. Su cara era toda alegría, se acercó a mí y me abrazó con fuerza inusitada.
Mientras me vestía y me maquillaba ella elegía sus prendas y por primera vez la oí cantar y hasta bailaba frente al espejo. No necesite ayudarla a maquillarse, sus manos no habían olvidado la habilidad para hacerlo.
Cuando salimos éramos dos señoras elegantes vestidas con discreción y buen gusto. Todo el día fue nuestro, paseamos por Puerto Madero, almorzamos en uno de los restaurantes con vista a la dársena, caminamos por Palermo, recorrimos librerías por la avenida Corrientes y tomamos el te en una confitería de Recoleta. Lola estaba exultante, no solo por haber podido volver a vestir de mujer sino por que nunca había estado en sitios tan elegantes y además siendo bien atendida.
-Como cambian los tiempos, antes una travesti jamás hubiera podido ir a los sitios donde hemos estado- Me decía mientras regresábamos a mi casa.
-Tal vez sea así, pero no te engañes, hay mucha hipocresía, pero no importa, de todas maneras saben que deben tratarnos como reinas-
Con cuidado le saque el maquillaje para que no quedaran rastros en su cara y ya anochecía cuando la deje en el geriátrico.
-Volveré el sábado que viene y todos los demás- Le prometí –Y tú intenta pasarla lo mejor posible-
-Lo haré- Me dijo mientras una empleada estaba abriendo la puerta.
Y así fue, todos los sábados salíamos a pasear, ambas travestidas, hasta le compre ropa nueva y le hice un lugar exclusivo para ella en mi guardarropa. Éramos como dos hermanas, como dos amigas de toda la vida. El cambio que se produjo en ella era casi mágico, fue recobrando la postura derecha y dejó de arrastrar los pies. Había rejuvenecido. Lo único que me inquietaba eran algunos accesos de tos y le dije que se hiciera ver por el medico del geriátrico a lo que me contestaba vagamente.
Aunque hubiera querido no la podía llevar a mi casa, lamentablemente no podría explicar a mis hijos cuando vinieran de visita quien era esa persona, pero estaba decidido a sacarla del geriátrico. Después de cierto tiempo de averiguar logre que una anciana benevolente, vieja amiga de la familia de mi padre la aceptara como dama de compañía aun sabiendo que era travesti.
Ese sábado no veía la hora de llegar y contarle la novedad. Me sorprendió no verla en la salita del frente cuando la empleada me abrió la puerta.
-¿Lola?-Pregunté.
-¿No sabe?- Repregunto la empleada.
Sin que me lo dijera lo supe, pero ella me tomo del brazo y mientras nos encaminábamos al patio me contó todo.
-Falleció anoche, estaba mal y lo sabía, pero no queria alargar mas su existencia, yo siempre fui su confidente y me dijo que este era el momento mas feliz de su vida pero que tenia miedo que acabara y despertara como de un sueño-
Me brotaron las lágrimas de los ojos y ella continuó.
-Usted le devolvió la alegría, esperaba cada sábado con impaciencia, eso la ayudo a sobrellevar su último tiempo. El medico ya le había informado de su enfermedad-
Gire sobre mí y tome el camino a la salida. La empleada me palmeo la espalda en un gesto de consuelo. Apreté sus manos sin poder decir ni una palabra pero ella igualmente entendió. Salí a la calle, aspiré el aire puro del otoño y me fui.
Mi amiga Mónica jamás supo por que no quise poner un pie en ese geriátrico nunca más.





Saturday, April 09, 2011

¿Como es una crossdresser?

¿Cuántas interpretaciones se pueden dar a la forma de vida que nos convierte en una persona que ama la ropa femenina? ¿Una cross es aquella que solo puede ponerse una tanga en los cinco minutos en que está sola cuando su esposa lleva los chicos al colegio. O es la que puede estar montada todo el día? ¿Es la que se solo puede comprar cuatro prendas buscando ofertas en las ferias americanas o la que se echa 5000 pesos encima sin problema? ¿Es la que tiene que conformarse con una peluca de cotillon o la que puede adquirir una de cabello natural? ¿Es la que siente una diva de Hollywood o la que se ve siempre fea? ¿Es la que lo vive con culpa arrojando cada tanto la ropa a la basura o la que lo tiene totalmente asumido? ¿Es la que se viste para masturbarse, o para hacer masturbar a otros a través del Chat, o para acostarse con un hombre, o la que se la pasa mirándose al espejo, o la que lo hace por que le resulta relajante y puede convertirse en otra persona libre de las preocupaciones cotidianas, o la que se siente identificada totalmente con el espíritu femenino? ¿Es la que se viste como una prostituta o como una dama? ¿Es la que pone sus fotos en Internet solo para que le digan que es linda o la que lo hace para afirmar de alguna manera su identidad? ¿Es la que vive en la villa o la que vive en un country? ¿Es la que tiene pensamiento político de izquierda o de derecha? ¿Es la que nunca saldría de su casa o la que se la pasa en Casa Bradon o en Amerika? ¿Es la que necesita estar en contacto con otras crossdressers o la que no le importa socializar? ¿Es la que se lo diría a amigos y parientes sin importarle las consecuencias o la que no se lo confiaría ni a su sombra? ¿Es la que se arriesga a andar por su patio o su jardín sin importarle si la ven sus vecinos o la que corre a cambiarse de ropa cuando golpean a su puerta? ¿Es la que no tiene idea de hasta donde va a llegar o la que lo tiene decidido? ¿Es militante o no le importa nada acerca de las personas trans y sus problemas? ¿Es la que se produce como una reina o la que se siente bien con una mini de jean y una musculosa cuando esta en su casa? ¿Es la que da mil vueltas frente a un negocio antes de decidirse a entrar a comprar algo y después inventa alguna explicación o la que entra directamente y compra sin aclarar nada? ¿Es la que esconde ropa o fotos en lo profundo de los cajones aunque viva sola o la que ordena la ropa prolijamente en el placard y cuelga sus fotos por todas las paredes? ¿Es creyente o es atea? Si la pasión por la ropa femenina nace antes de nuestro despertar sexual siendo muy niñas aun, una cross puede ser homosexual o heterosexual Si la pasión por la ropa femenina nace antes que seamos concientes de nuestro devenir económico, una cross puede ser rica o pobre Si la pasión por la ropa femenina nace antes de que despertemos a nuestras vocaciones intelectuales, una cross puede ser ignorante o muy culta. ¿Hay algún juez que determine estos valores? ¿Hay alguna escala que cuantifique si se es más o menos crossdesser? No la debería haber por que cada una de nosotras es un ser humano sujeto a la más maravillosa fuerza natural que nos da vida. La diversidad

Tuesday, March 08, 2011

8 de Marzo de 2011





Fotos que me saqué en mi casa con uno de mis vestidos favoritos de seda china y otra con la blusa que me regalo mi hombre

Tuesday, March 01, 2011

Una salida solita. 26 de Febrero de 2011

La foto de arriba muestra como estaba vestida, de minifalda blanca.
Esta foto me la saqué yo misma con mi vieja camara y no salio el fondo pero estaba en plena Avenida Maipu en Vicnete Lopez, paseando a las 20 hs.

En la puerta de mi casa

Esta foto me la saqué con mi vieja camara de rollo y lametablemente no se ve el fondo pereo estaba en la vereda de mi casa.

Saturday, February 26, 2011

Una salida sola

Hoy he dado otro paso importante, Sali a pasear solita, a caminar por la avenida Maipú, en Vicente Lopez.
Una amiga cross me invito para ir juntas a tomar algo y yo acepte, decidida a ir montada. Iba a aprovechar que estaba sola debido a un viaje de mi pareja, pero pasaron los días y la cita no se produjo. Yo no quería quedarme con las ganas y decidi que saldría igual. Lo único que me preocupaba era que lo haría desde la casa de mi pareja y no quiero que sepa que lo hice. Mi temor mas que nada era que me viera el vigilador que tiene la garita en la esquina mas alejada de donde esta la casa, y que después, como suelen tener la boca floja, se le ocurriera decir algo a mi pareja, aunque no me reconociera.
De modo que tome todos los recaudos. Me vestí con una musculosa rosa y la mini blanca, las botas que son lo mas comodo que tengo para caminar, la peluca color castaño de pelo natural, aritos, un collar, y encima me puse una camperita liviana color blanco ya que no quería llevar cartera, asi ponía el celu y las llaves en el bolsillo. Me maquille y después de unos segundos para decidirme tome impulso, abri la puerta, me asome hacia la esquina para comprobar que el vigilador estuviera en su garita y sali a caminar.
A medida que caminaba fui tomando confianza. La casa de mi pareja esta a una cuadra de la avenida, pronto estuve en medio de mucha gente andando con toda naturalidad. Como mi pareja se llevo la cámara digital que suelo utilizar, me saque unas fotos con mi vieja camarita de rollo, asi que las fotos se las debo, seguro no tienen valor artístico pero si documental. Hasta que las pueda revelar me voy a estar comiendo las uñas.
Como me puse unos anteojos para disimular un poco el rostro y estos tienen un minimo aumento no podía ver muy bien, si quería ver algo en detalle tenia que ver por encima de ellos asi que no aprecie si la gente me miraba. Al que si descubri mirándome las piernas fue al vigilador pues me lo encontré en una esquina opuesta a la de la casa de mi pareja pero no me importo pues si no me vio salir de la casa estimo que jamás me reconocería.
Camine varias cuadras por la avenida, luego cruce de acera y volvi por la otra, cada vez mas segura de mi misma y además halagada pues cuando estaba regresando de un auto donde iban dos chicos me tocaron bocina y me gritaron ¡potra! Poco originales pero me alegraron la noche. Luego, me cruce con una señora que paseaba un golden retreive que se acercó para olerme y la señora para disculparse me dijo: Perdone, lo que ocurre es que la confundió con mi hija. Yo solo sonreí sin decir palabra
Asi que volvi a la casa de mi pareja y aquí, sin haberme sacado el maquillaje y todavía montada estoy escribiendo esto. Ademas en los últimos tiempos, despues de haber contado a un amigo que soy cross y de haberme vestido para que me viera, ya me estoy acostumbrando a salir a sacar la basura en mi casa estando montada y noches atrás también me saque dos fotos en la puerta de mi casa con mi misma vieja camarita.

Thursday, January 27, 2011

Una blusa muy especial

La blusa es el primer regalo que me hizo mi pareja para mi vestuario femenino, la pasada Nochebuena

De minifalda

Con la mini que le compré a Claudia, de Crossdressing Buenos Aires

Enero 2011. Vestido dorado

Podrán creer que el vestido me costó solamente $50? (en Argentina)

Tuesday, January 25, 2011

Sábado 22 de Enero de 2011

Esto que voy a contarles es una de las más hermosas experiencias que he vivido dentro del crossdressing.

Tengo un amigo al que conozco desde que hicimos juntos el servicio militar en 1974. De todas mis amistades pasadas y actuales fue el único que perduró a lo largo del tiempo ya que los que conocía de mi época juvenil desaparecieron y los actuales datan de diez o quince años atrás.

A lo largo de todos estos años tuvimos contacto, a veces mas seguido otras más esporádico pero bastó para saber que era de nuestras vidas, noviazgos, casamientos, hijos, avatares laborales y separaciones. Además nos hemos ayudado mutuamente en pequeñas cosas.

En los últimos tiempos comencé a invitarlo a mi casa a almorzar algunos sábados cada tanto. Este acercamiento se produjo luego de su separación e hizo que comenzara a darme vueltas por mi mente el contarle aquellas cosas que nunca había mencionado: mi homosexualidad y el crossdressing.
Pero ocurría que cada vez que venía terminaba por no animarme y cuando se iba yo me quedaba terriblemente frustrada.

Meses atrás vino una vez más. Esta vez dejé algunas señales a la vista, la foto del escritorio de la compu, un par de retratos sobre la misma, la puerta abierta de mi dormitorio donde se puede ver, al pasar por el pasillo, mis pelucas sobre una repisa en sus cabezas de telgopor y una cantidad de fotos en 40x30 (¿vanidosa yo?) colgadas de la pared. Pero no registró nada y yo termine por no animarme a más, de nuevo. Cuando se marchó me sentí de nuevo una pelotuda.

Pasaron dos días y no aguanté, sucediera lo que sucediera no podía posponerlo más. Aunque no sea el medio más adecuado para confesiones de esta importancia le envié un extenso mail contándole todo. Lo que soy y que es el crossdressing.
Me contestó inmediatamente asegurándome que estaba todo bien, que respetaba mi condición y que nada haría menoscabar nuestra amistad.

Lo invite de nuevo a mi casa el pasado sábado 22 de enero. Ya no tenía ninguna duda. Le mostraría mi habitación, mi ropa, mi calzado, mis pelucas, mis fotos, hasta la mariconada de todos mis muñequitos sobre la cama.

Pero el jueves anterior a su visita se me adelantó imprevistamente pues encontré en mi Facebook una solicitud de amistad y un mensaje donde manifestaba su sorpresa por la cantidad de contactos que tengo. Obviamente le acepte y le pedí que viera allí mis fotos para comentarme luego que opinaba.

Como consecuencia comencé a fantasear con la idea de montarme cuando el viniera, pensando en que manera se lo sugeriría. Incluso en algún momento pensé “Y si cuando entra me dice: Yo pensaba que me iba a recibir Alexia” Era una hermosa fantasía pero casi imposible, si lo quería hacer debía ser yo quien lo dijera.

El sábado me levanté temprano, cocine, prepare todo lo necesario, me duche y me depilé. Después me puse a jugar un video juego para calmar mi ansiedad mientras esperaba. Me quede vestida de hombrecito con un pantalón corto de jean, remera y sandalias de goma aunque abajo tenía una tanga.

Llegó a las 12 horas, abrí la puerta, me saludo y me dijo, y juro que esto es la más absoluta verdad: Yo pensaba que me iba a recibir Alexia.
No se imaginan como hizo mi corazón. ¿En serio me lo decís? Le pregunté. Si, como te sientas cómodo, contestó.

Estuvimos un rato hablando de varias cosas, de nuestros hijos, de los trabajos, de bueyes perdidos mientras nos acabábamos la picada con cerveza pasamos al tema. Le pregunte si había visto mis fotos y a partir de allí le conté en detalle como había evolucionado tanto como gay y como cross y seguir explicando que es el crossdressing. Además le revelé quien es mi pareja, pues lo conoce personalmente, aunque en ese momento me confesó que había tenido alguna sospecha al respecto. Y otra agradable sorpresa que tuve fue que pude darme cuenta que no solo había visto mis fotos en Facebook sino que había leído con atención los escritos de mi blog.

Antes de pasar a la comida lo invite a ver mi habitación con todas las cosas antes detalladas. Quedó fascinado, abrí los cajones de la cómoda, las puertas del placard, le mostré las botas, las sandalias, la ropa, en especial el nuevo vestido que había comprado el día anterior. Y ahí le dije: Bueno, si me esperas un ratito me cambio.

Me puse la mini de jean blanca y una blusa sin mangas color violeta, la peluca castaña, las sandalias de plataforma y taco de acrílico y me maquille lo mejor que pude.

Cuando salí bromeó preguntando por mi otro yo, Se fue, le dije.
Yo estaba refeliz, no solo por poder mostrarme sino que además sentí que en un segundo había superado otro de mis miedos, el mostrarme por primera vez, (bueno, salvo mi tía y mi pareja) ante una persona que me había conocido siempre como hombre. Y además como me comportaría dado que cuando estoy montada cambio automáticamente todos mis modos, como camino, como me siento, hasta como hablo. Pero me sucedió lo que a los actores al subir al escenario, de pronto todo era natural. Todo fluía como si hubiera sido siempre así.

Comimos, seguimos charlando, le mostré los cambios que había hecho en mi jardín, mis nuevos cuadros,
Cuando llevé los platos sucios del comedor a la cocina me ayudo a hacerlo y sentí en ese momento que era más que un gesto de amistad, era un gesto de caballerosidad.

Y ahí estaba, mientras yo repartía en pociones el helado que había traído, él, parado a mi lado (10 cm. más abajo debido a mis tacos) mirándome. Y creo que no exagero, aunque la palabra suene muy presuntuosa, con admiración.

La tarde se deslizó rápidamente, yo estaba eufórica, no paraba de parlotear. Hablamos de muchas otras cosas, hasta de política y deportes. En ese momento no me creía una diosa, ni una diva, solo se que me sentía recómoda y eso bastaba para mí.
A las 19 horas decidió partir. Yo tenía que ir, como todos los sábados, a casa de mi pareja.

Mientras abría la puerta, apoyó una mano en mi cintura y me dio un suave beso en la mejilla. Sentí electricidad, pero no sexual ni mucho menos. Solo que comprendí en ese gesto toda su aceptación. Se lo agradecí y el solo dijo ¿Por qué no?

Mis vecinos aun tienen la sana y provinciana costumbre de salir con sus sillas a la vereda a charlar entre ellos. A pesar de que había algunos por allí me asome levemente en el vano de la puerta en tanto intercambiábamos las últimas palabras de despedida. Cerré la puerta y continuando montada me fui a lavar los platos.


Alexia Montes

Friday, January 07, 2011

Como el pájaro

La vida es una dicotomía. O somos los que nos sucede o somos lo que pensamos que somos. En el momento de hacernos un balance pesan tanto una cosa como la otra. Son tan reales los hechos como la visión que tenemos de ellos. Son tan reales las experiencias como los deseos y las fantasías.
Para saber de nuestra vida pasada debemos tener buena memoria, es preciso recordar y si no se recuerda es preciso inventar, creer, soñar. Si no estamos satisfechos desechemos lo que esta de más, lo que nos inquieta. Podemos crearnos una nueva vida. Crear nuevos hechos dentro de la más inexpugnable fortaleza, el cerebro.
Nuestra vida es nuestra. Alguien dijo que somos lo que llevamos puesto. Sería una buena definición para nosotras, las crossdressers. Pero no es así.
El porque se explica por si mismo. Somos lo que nuestro cerebro crea lo que somos. Nuestro cerebro sabe lo que somos. Nuestro cerebro alimenta lo que somos.
Definiciones no me pidan. Etiquetas no me pidan. Estereotipos no me pidan.
Somos lo que somos a pesar de lo que llevamos puesto. Esa es la conclusión.
¿En tu cerebro eres mujer? Pues, eres mujer.
¿En tu cerebro eres crossdresser? Pues, eres crossdresser.
¿En tu cerebro solo eres un chico disfrazado? Pues, eres un chico disfrazado.
Pero no estas obligada u obligado a serlo por siempre, ni para ti ni para los amantes de las etiquetas.
Tu vida no es respetar las consignas ancestrales de la genitalidad. Tu cuerpo es el instrumento de tus deseos. La llave y la puerta a otras habitaciones inexploradas.
Tu vida no es respetar los usos y las costumbres para encajar y lograr la condescendencia de los amos del orden establecido. Seguramente perderás el tiempo buscando tu verdad donde la sociedad te dice que está. Lo más probable es que esté en tu habitación, en esa donde te vistes aunque sea solo para el espejo.
Y si sales a la calle, es para mostrar tu verdad a otros, no para que los otros te espeten su visión de la verdad, no para que te aprueben, no para que te acepten. Por que, siendo que te has hecho dueña de tu verdad solo debes ser tú, y nada más que tú, como el pájaro que no pide permiso a nadie para volar.


Alexia Montes

Tuesday, January 04, 2011

La reina de mi barrio

Yo soy Alexia
la reina de mi barrio
Claro,
mis vecinos no pueden comprobarlo
Aunque,
tal vez
Alguno me haya visto por las tardes
en mi terraza
vestida con inigualable minifalda
Y se dirán
¿Quien es esa bella mujer
que esta de visita en lo de Ricardo?
Ah, pícaro
se la tenía escondida
Y todos pensamos que no le gustaban
que se había vuelto gay

Yo soy Alexia
y aunque no lo sepan mis súbditos
me siento una reina
Soy simpática, soy hermosa
soy sensual
glamorosa
Yo soy Alexia
que no es poca cosa.