Friday, December 21, 2007

En Crossdresing Buenos Aires (fotos sacadas por Claudia, Marzo 2005)














































La noche de Alexia (19 de Agosto de 2005)


La noche de Alexia (19 de Agosto de 2005)

Esto que sigue a continuación es lo que escribi pocos días después de haber concurrido a mi primer reunión de crossdressing en Crossdressing Buenos Aires ( aprovecho para dar un agradecimiento a Claudia)



Segundo por segundo, que diré, cada breve instante de esa noche vuelve a transitar por mi mente. La noche en que cumplí, despierta, con uno de los sueños de mi vida.
Ahora contemplando las fotos que ayudan a los sentidos a recordar, siento el ansia irreflenable de reir de satisfacción. Por todos esos años en que deseaba hacer lo que hice y que jamás imaginé llevar a cabo realmente
Desde cuando, a los doce años, parada frente al espejo de la casa de mis padres realizaba un juego de cambios y transformaciones. El secreto placer de sentir en la piel el roce de una prenda femenina. Esas prendas que no había visto todavía sobre una mujer real, sino solamente en las fotos de las revistas que nos pasabamos a escondidas entre los amigos del barrio. En una infancia secreta, plena de corpiños, medias de seda y enaguas. Una infancia en donde era una princesa esperando a quien me rescataría para entregarle mi amor.
Desde cuando, estando casada, esperaba las horas en que al estar sola pudiera robar por un breve lapso la ropa de mi esposa.
Desde cuando comencé a comprar mis propias prendas y ocultándolas en un bolso en la misma casa y frente al mismo espejo de mi infancia sentía correr por mi piel el deseo del roce de otra piel.
Desde cuando, ya separado, pude disfrutar todo el tiempo en que gozaba de mi soledad sintiéndome mujer.
Desde cuando agregué pelucas, zapátos, maquillaje. Desde cuando sentí en mi boca el voluptuoso placer de pintarme los labios.
Desde cuando comence a sacarme fotos frente al espejo, compañero inseparable de aquellos primeros deseos.
Desde cuando ubiqué a un grupo de personas con mis mismas fantasías.
Desde cuando pude ver mis fotos vestida de la manera en que siempre había soñado y las pude subir a Internet.
Desde cuando recibí mails con elogios
Desde cuando supe de las reuniones en donde podía hacerme conocer personalmente como siempre había querido. Como la mujer que había creado a mi medida.
Y ahora esa reunión ya pasó. allí estuve con mi minifalda y mi polera negras, mis medias de lycra, mis sandalias de taco alto, mi peluca color castaño, mi pañuelo de seda al cuello. Estuve yo, Alexia. Sintíendome tan auténtica como el ser que nació varón. Sintiéndo que tengo un lugar en el mundo tal como quiero ser. Sintiéndome aceptada y querida. Inclusive deseada.
No pretendo dar explicaciones. No me interesan críticas ni consejos. Al fin y al cabo soy la dueña de mi vida. Defiendo el libre albedrío y la idea de que cada uno es el amo de su propio destino. Me llevó muchos años llegar a este momento. Pero no pasaron en vano. Fue una larga jornada de aprendizaje.
Ahora Alexia está incorporada dentro mío como si hubiera nacido hace 52 años y al fin ha salido a la calle. Peor hubiera sido que no saliera nunca.

Tuesday, December 18, 2007

Sensaciones

No me explico que te tiene tan asombrado, si te resulto atractiva. No creas que me pasó desarpecibido la forma en que me me mirabas desde la oscuridad de tu mesa mientras cantaba. Claro, todos los hombres me miran cuando actuo y quien sabe que fantasías se hacen mientras tanto.
Pero lo tuyo era otra cosa, algo más profundo, mas trascendente que una noche pasajera de sexo, por eso cuando lograste que nos presentara una amiga común me sonrerí con ganas, vos también me gustas. Por ello accedí a traerte a mi casa, convidarte este café que estamos tomando y proponerte una larga charla y un "ya veremos después". Pero estas paralizado, ¿te asusta mi presencia, mi minifalda, las medias negras, las botas?. No tengas miedo que no como a los hombres, soy muy tierna, dulce y sumisa.
Siempre estoy dispuesta a pasar una noche de felicidad, a veces espero que al fin sea la pareja que tanto necesito, pero siempre, con el amanecer se van y nunca más sé de ellos, es mi realidad, por eso te pido que no temas. Aflójate y ámame, rodéame con tus fuertes brazos, hazme sentir cobijada y protegida, seré accesible a todos tus deseos, lo que quiero es que disfrutes, que me disfrutes, que esta noche sea la más especial para tí.
Ven al dormitorio, quitémonos lentamente la ropa, encenderé una vela para tener una tenue luz e intróduzcámonos en la cama, bajo las mórbidas cobijas, besémonos, acariciémonos, encendamos el deseo hasta el paroxismo.
No te detengas, te estoy ofreciendo algo que pocas veces se te puede realizar, no tengas miedo, sé que soy especial, sé que eso te inhibe, pero ya sabías de que se trata y quisiste conocerme de todas maneras. Claro que nací varón, pero mi mente quiere ser mujer, y eso soy, la mejor de las mujeres, sin histerias, sin manipulaciones, sin dolores de cabeza a la hora del sexo, sin demandas, compartieno contigo hasta el gusto por los deportes y, eso si, siempre dispuesta a complacer a mi hombre.
Viniste a mi, sabiendo que soy travesti, no temas, relájate, tal vez pases solamente la mejor noche de tu vida, o tal vez te enamores para siempre, el tiempo lo dirá, pero ten por seguro que jamás te vas a arrepentir.
Ven, termina tu café mientras preparo el dormitorio y pongo música romántica. Ven, que no soy un fenómeno, soy una persona, como todas, con alegrías y tristezas, con sueños y vivencias, con un profundo deseo de amar, de compartir con alguien todo lo que me gusta y lo que a él le gusta, los paseos al sol, el cine, la lectura, el mate por las tardecitas y los desayunos al calor de la cocina, hacer compras, trabajar con la computadora y hacer planes. Planes para el futuro, por que nosotras las travestis también tenemos derecho a un futuro y si es posible de la mano de quien amamos, hasta la muerte.
Bine, veo que te estás decidiendo, ven tras de mi, es hasta el final del pasillo, te va a gustar, lo tengo bien decorado, yo decoré toda la casa, ¿lo sabías?, es mi trabajo, lo de cantar en el boliche gay es solo un gusto, lo hago para satisfacer mi deseo de mostrarme, me gusta que me miren, me gusta ser observada, por eso uso esta ropa ajustada, me gusta que me deseen, pero en mi cama quisiera tener un solo hombre. El que amo.
Ven, realmente espero que seas vos ese hombre, haré los posible para que lo seas. Disfruta y no pienses, deja para mañana cuando te despierte con el desayuno cualquier decisión, con la luz del día las cosas se ven mas claras, con la luz de estas velas no importa ver, solamente sentir.
¿Te gusta la música? ¿las sábanas negras? ¿los cortinados?. Me encanta dormir en este ambiente, me hace sentir una reina, tómame la mano, no hablaré más. Disfrutemos

Algunos gustos

Como se imaginaran, si bien me gustan todo tipo de peliculas, me encantan todas aquellas que tienen como tema el travestismo, el crossdressing y las relaciones gays y lésbicas.
De crossdressing: "Una mujer especial"
De travestismo: "¿Reyes o reinas?" "El juego de las lágrimas" "Priscilla, la reina del desierto" "Cambio de sexo" "Victor, Victoria" "La Jaula de las locas"
De gays: "Secreto en la montaña" "Su otro amor" "Loco, loco amor"
De gays: Series de televisión: "Queers as folk"
De lesbianas: Series de televisión : "The L world" "Sugar rush"

Además tengo una lista de mujeres que admiro:
Mariana Arias (modelo y actriz argentina)
Adriana Salgueiro (modelo y actriz argentina)
Araceli Gonzalez (modelo y actriz argentina)
Graciela Borges (actriz argentina)
Sonia Braga (actriz brasileña)
Gabriela Sabatini (tenista argentina)

Friday, December 14, 2007

Opinión

En una página de Internet en donde se explica la diferencia entre crossdressing y travestismo definía a este último como solamente para la prostitución. Eso significa no conocer la profundidad de la necesidad de las travestis por ser lo que sienten que deben ser. El problema es, como siempre, la sociedad que las margina y que no les permite tener un trabajo decente. Para las crossdresser es fácil, una vez despojadas de la ropa de mujer salir al mundo donde tenemos nuestro trabajo, familia o amigos. Es cierto que es difícil para las cross sostener su doble vida, pero es bueno recordar que las travestis se han jugado por su condición y eso las pone al descubierto donde no tienen otra posibilidad de ganarse la vida, salvo contadas excepciones.

Alexia Montes 5 ( Noviembre 2007)







Ser mujer

Recientemente me comentaba una amiga cross que deseaba fervientemente haber nacido mujer. En un primer momento me pareció lógico su desvelo, pero después de haberlo meditado un rato llegué a la conclusión de que. al menos yo, por que se trata de una opinión personal, no me hubiera interesado ser genéricamente mujer. Es decir que estoy muy contenta con lo que soy: Crossdresser.
En primer lugar lo que experimento es que teniendo esta maravillosa doble vida poseo una visión diferente de las cosas con respecto a todos los demás. Puedo entender a los hombres y puedo entender a las mujeres y puedo ponerme en un punto mas allá de las opiniones generales. Es como mirar desde un sitio mas alto el conjunto de la sociedad.
Lo segundo es saberme dueña de un secreto que puedo divulgar a quien se me antoje. Es como poseer un encanto misterioso que genera cierta seducción en los demás aunque ellos no sepan de que se trata.
Lo tercero es, y aca me perdonarán la comparación, que ser totalmente mujer biológica no tiene ninguna gracia, ya que seríamos como esos habitantes de uno de esos sitios en donde vamos de vacaciones que a nosotros nos fascinan y a ellos ya no les llama la atención. ¿Donde estaría el encanto de vestir de mujer?. Nosotras, las cross disfrutamos cada segundo en que podemos estar montadas(travestidas) aunque sea una mini de jean desflecada y una blusa de entrecasa por que vivimos para eso. Por ello, al igual que las travestis, nos esmeramos por demostrar nuestra femeneidad y en cambio muchas mujeres biológicas andan como si no les importara lo que se echan encima. Hasta han perdido ese maravilloso porte que se logra caminando con tacos altos y que a nosotras nos desvela tanto lograr.

Alexia Montes 4 (Noviembre 2007)
















Thursday, December 13, 2007

Alexia Montes 3 (Noviembre 2007)


¿Que es el Crossdressing?

Algunos pueden confundir a las cross con las travestis, pero no es lo mismo. Mientras la travesti asume en total plenitud su condición y su necesidad de vivir como mujer, se opere o no, por que siente que es una mente femenina encerrada en un cuerpo de varón, la cross vive su vida de hombre con normalidad e incluso con satisfacción, sea homosexual o heterosexual y lo único que pretende es poder vestir en algún momento las delicadas prendas femeninas.
Claro que esta compulsión(la llamo así a falta de otra definición mejor) tiene variados niveles. Desde las que, por que viven con sus padres o están casados, no tienen tiempo ni lugar nada más que para unos pocos minutos de placer, pasando por las que viven solas y pueden estar todo el día montadas(travestidas), por las que concurren a las reuniones con otras cross y las que, en el paso final, salen a la calle a mostrarse.
Lo que no puedo decirles es la causa de esta necesidad. He leído, he conversado con profesionales y también con muchas otras cross, pero nunca encontré una respuesta que me satisfaga. ¿Amor por la madre intentando parecernos a ella? ¿Fetichismo? ¿Excitación sexual? ¿Necesidad de escapar de los problemas personales y del mundo asumiendo otra identidad?.
Reconozco que pueden ser todas estas causas. E incluso se pueden presentar por etapas. Lo que era solo placer sexual en la pubertad, en la madurez es sentirse mujer y cómoda, más que con la ropa de hombre. A mi me ha sucedido así. Hoy día hago todas las tareas en mi casa montada y me resulta penoso volver a la ropa varonil cuando debo salir a la calle.
¿Somos travestis que tememos dar el paso final? No, yo creo que somos algo diferente de nuestras hermanas, con vivencias diferentes y que nos cuesta encontrar un lugar en esta sociedad que debería aceptar toda la pluralidad. Estamos obligadas a una permanente doble vida, algunas personas de nuestro entorno podrán saberlo y tal vez, comprender, pero la rutina es el ocultamiento de una pasión que excede de nuestra epidermis.
Pero lo cierto es que somos muchas, millares, millones, en el país y en todo el mundo. Hoy la Internet nos da la posibilidad de conocernos, de saber que hay dispersas por todas partes personas que comparten esta maravillosa sensación. Eso debería darnos la fuerza necesaria para salir adelante y asumir lo que somos. Y no fenómenos anormales que deben vivir con culpa su condición

Alexia Montes 2 (Noviembre 2007)











¡Hola a todos y todas!

Hola, mi nombre es Alexia Montes y, como se pueden dar cuenta, soy crossdresser. En principio quiero aclararles que podría contar muchas cosas sobre mi en el perfil pero creo que no puedo comprimir en ese sitio todos los libros que he leido, las peliculas que he visto y todas las experiencias de la vida que me puedan clasificar. Lo único que aclararé es que soy de Buenos Aires. Argentina.
Además este blog tiene dos únicos motivos excluyentes, los que me apasionan en esta vida, la literatura y el crossdressing. Y no se trata de contarles mi historia que es similar a la de muchas cross. Todas hemos pasado por ponernos a escondidas la ropa de nuestra madre o hermanas, hasta de sus esposas los casados. Algunas fueron descubiertas, otras no, algunas lo viven con culpa, otras con desenfado y en el medio hay miles de actitudes diferentes.
La idea es que aquellos que visiten este blog agreguen sus comentarios para tratar de contagiarnos solidaridad(que muchos necesitan) y tratar de dilucidar entre todas que es esta pasión por la ropa femenina.