Friday, November 11, 2011

Facebook

Anoche cuando intente ingresar a mi sitio de Facebook me encontré con la novedad de que una vez colocados mi direccion y mi contraseña me pidieron un numero de telefono para enviarme un mensaje donde incluirian una clave para poder entrar. Acuciada por la necesidad segui los pasos indicados y cuando puse el numero no recibi ninguna respuesta. Ingrese en un cuadro donde decia las razones por las que se me pedia esa verificacion y en el texto aducian que era para evitar spam, que una persona tuviera mas de una cuenta o que no fuera una persona real. Insistí varias veces con el numero de telefono sin obtener mas respuesta de que habia hecho demasiados pedidos de la dichosa clave por lo que finalmente tuve que asumir que me niegan el ingreso de manera solapada suponiendo ellos que soy una persona "que no existe".
De manera que finalmente decidi no insistir mas y asumir que Facebook ya no existe para mi, no pienso rebajarme a abrir otra cuenta para sortear el inconveniente al fin y al cabo, cuando suceden estas cosas es cuando una se da cuenta que somos presos de un sistema y nos convertimos en esclavos voluntarios. Asi que "agradezco" a Facebook por haberme liberado. Aprendi que no los necesito.