Saturday, February 26, 2011

Una salida sola

Hoy he dado otro paso importante, Sali a pasear solita, a caminar por la avenida Maipú, en Vicente Lopez.
Una amiga cross me invito para ir juntas a tomar algo y yo acepte, decidida a ir montada. Iba a aprovechar que estaba sola debido a un viaje de mi pareja, pero pasaron los días y la cita no se produjo. Yo no quería quedarme con las ganas y decidi que saldría igual. Lo único que me preocupaba era que lo haría desde la casa de mi pareja y no quiero que sepa que lo hice. Mi temor mas que nada era que me viera el vigilador que tiene la garita en la esquina mas alejada de donde esta la casa, y que después, como suelen tener la boca floja, se le ocurriera decir algo a mi pareja, aunque no me reconociera.
De modo que tome todos los recaudos. Me vestí con una musculosa rosa y la mini blanca, las botas que son lo mas comodo que tengo para caminar, la peluca color castaño de pelo natural, aritos, un collar, y encima me puse una camperita liviana color blanco ya que no quería llevar cartera, asi ponía el celu y las llaves en el bolsillo. Me maquille y después de unos segundos para decidirme tome impulso, abri la puerta, me asome hacia la esquina para comprobar que el vigilador estuviera en su garita y sali a caminar.
A medida que caminaba fui tomando confianza. La casa de mi pareja esta a una cuadra de la avenida, pronto estuve en medio de mucha gente andando con toda naturalidad. Como mi pareja se llevo la cámara digital que suelo utilizar, me saque unas fotos con mi vieja camarita de rollo, asi que las fotos se las debo, seguro no tienen valor artístico pero si documental. Hasta que las pueda revelar me voy a estar comiendo las uñas.
Como me puse unos anteojos para disimular un poco el rostro y estos tienen un minimo aumento no podía ver muy bien, si quería ver algo en detalle tenia que ver por encima de ellos asi que no aprecie si la gente me miraba. Al que si descubri mirándome las piernas fue al vigilador pues me lo encontré en una esquina opuesta a la de la casa de mi pareja pero no me importo pues si no me vio salir de la casa estimo que jamás me reconocería.
Camine varias cuadras por la avenida, luego cruce de acera y volvi por la otra, cada vez mas segura de mi misma y además halagada pues cuando estaba regresando de un auto donde iban dos chicos me tocaron bocina y me gritaron ¡potra! Poco originales pero me alegraron la noche. Luego, me cruce con una señora que paseaba un golden retreive que se acercó para olerme y la señora para disculparse me dijo: Perdone, lo que ocurre es que la confundió con mi hija. Yo solo sonreí sin decir palabra
Asi que volvi a la casa de mi pareja y aquí, sin haberme sacado el maquillaje y todavía montada estoy escribiendo esto. Ademas en los últimos tiempos, despues de haber contado a un amigo que soy cross y de haberme vestido para que me viera, ya me estoy acostumbrando a salir a sacar la basura en mi casa estando montada y noches atrás también me saque dos fotos en la puerta de mi casa con mi misma vieja camarita.